música

Adiós, Chris Cornell

Hace unas horas el médico forense a cargo de la investigación del fallecimiento de uno de los baluartes del grunge, Chris Cornell, dictaminó que su muerte fue por suicidio. Tenía 52 años. Este tipo de muertes, así como la de Robin Williams en 2014, son difíciles de procesar y de entender. Pero en vez de intentarlo, esta noche es mejor pensar en su legado musical y en las palabras de tributo que le rindió Jimmy Page hoy: “DEP Chris Cornell. Increíblemente talentoso. Increíblemente joven. Lo extrañaremos increíblemente”.

 Por Louise Mereles Gras Fotografía Vincenzo Cosenza/Vincos Images

Soundgarden firmó su contrato con una gran disquera tiempo antes de que Nirvana lanzara su Nevermind. Para cuando estrenaron su Ultramega UK en octubre de 1988, un crítico de música dijo que la banda era una mezcla de The Stooges, Led Zeppelin y Black Sabbath. Nada mal.

Con una sensibilidad enraizada más en el blues que en el heavy metal o el punk, Cornell se pasó el primer año de la vida de Soundgarden tocando la batería y no como frontman. Para cuando lanzaron Badmotorfinger en 1992 y la gente escuchó “Outshined” el destino de la banda estaba escrito.

Chris Cornell tuvo muchas vidas musicales: primero al frente de Soundgarden, para después tener una exitosa carrera solista que incluyó escribir un tema para la cinta Casino Royale en la que Daniel Craig se estrenó como James Bond y más tarde ganarse un puesto en la superbanda de rock Audioslave, en la que sus compañeros eran Tom Morello, Tim Commerford y Brad Wilk de Rage Against the Machine. Y, finalmente, volverse a reunir con sus compañeros de Soundgarden en 2010.

Tal vez su éxito más grande con Soundgarden fue “Black Hole Sun” de 1994. Cornell ha mencionado que cuando estaba escribiendo la canción nunca se imaginó que sería un sencillo, sino que más bien pensaba que sería uno de esos tracks raros para los fans de hueso colorado. “Cuando terminé el demo estaba muy contento por cómo había quedado la canción. No estaba seguro de que le gustaría a la banda o que estaría bien para un álbum de Soundgarden. Y a todos les gustó. Todos queríamos que la canción estuviera en el disco, pero no pensábamos que sería un sencillo. Líricamente no imaginaba que pudiera ser un éxito. Es una canción muy oscura y casi deprimente”. Cornell mencionó también que fue el título de la canción lo primero que nació. Y es que escuchando las noticias, pensó que un locutor había dicho esas palabras, para luego darse cuenta de que no había escuchado bien. Pero “Black Hole Sun” se quedó en su mente y pensó que sería un gran título para una canción. “La música estuvo inspirada en las imágenes que esas tres palabras crearon en mi mente”.

Hay mucho que escuchar de Cornell, desde su sonido grunge de Soundgarden con “Black Hole Sun” o “Outshined”, sus covers de “Nothing Compares 2 U” o “Billie Jean”, su trabajo en Audioslave con los colegas de Rage Against the Machine y sus canciones para las bandas sonoras de Casino Royale y Great Expectations (la bellísima “Sunshower”).

Pero esta noche, con la tristeza compendiada de su familia, sus amigos, sus colegas y sus fans, elegimos “When I’m Down”, una canción que hace honor a sus influencias blueseras, a su enciclopédica voz y sobre todo, a su profunda e infinita sensibilidad. Esta versión fue grabada en vivo en el legendario venue de West Hollywood, el Troubadour. Agarren su caja de Kleenex.

Y ayudándonos de un verso de la poesía de Dylan Thomas, lo que queremos decir es: Chris Cornell, no entres dócilmente en esa noche quieta. Y que la luz ilumine tu camino.

 

0 comments on “Adiós, Chris Cornell

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: