Belleza Wellness

Jane Fonda salvará tu vida

Todas venimos tras los pasos de Jane Fonda, que en más de un campo ha abierto camino con su actitud pionera, enseñándonos cómo nuestras vidas pueden ser más largas y saludables, pero, sobre todo, más felices.

Por Louise Mereles Gras

El pintor Pablo Picasso declaró que “lleva mucho tiempo llegar a ser joven” y estaba en lo cierto. La personificación de esta frase bien podría ser la actriz ganadora del Oscar, activista, escritora y gurú del fitness Jane Fonda, quien a sus 79 años de edad se ve más cómoda en su piel que nunca (este diciembre Jane estará cumpliendo 80 años). Basta ver su plática para TedxWomen llamada “Life Third’s Act” (El tercer acto de la vida, puedes verla en la página ted.com), para darse cuenta de lo que ha ido cosechando y recolectando para llegar a este punto.

jane-fonda-cover-1542x20561
Jane fotografiada para la edición Junio/Julio 2015 de la revista W. Foto: Steven Meisel.

A través de los años, la actriz norteamericana –nacida el 21 de diciembre de 1937 en la ciudad de Nueva York-, ha investigado, innovado y probado en carne propia, destilando todo lo aprendido y compartiéndolo con videos de ejercicio, libros y autobiografías. Lo que separa a Jane del montón es que ha ido viviendo la vida de manera consciente. ¿El resultado más reciente? El libro Prime Time un volumen indispensable para mirar hacia adelante con esperanza y no con miedo a envejecer.
Compilamos a continuación una lista de cosas invaluables que Jane nos ha enseñado a través de los años para vivir una vida mejor y más consciente. Y perderle un poco el miedo al inexorable paso del tiempo. Para saber más sobre cómo envejecer bien, al estilo de Jane Fonda, te recomendamos seguir leyendo aquí.

Estar en forma y verse bien haciéndolo

Fue en 1979 que Jane abrió las puertas de su aclamado Jane Fonda Workout, el estudio de aeróbicos ubicado en South Robertson Boulevard, Beverly Hills, que fue el semillero de su multimillonario imperio de fitness. En esa época no existían los gimnasios para mujeres y Jane lo cambió todo dándole a las mujeres la oportunidad y el derecho a estar en forma. La apertura de las puertas del gimnasio inspiró Jane Fonda’s Workout Book libro tan exitoso que el New York Times Best Seller tuvo que abrir una nueva categoría que denominó “Autoayuda” para poder albergarlo. El libro a su vez inspiró un videocasete de ejercicios, lanzado en 1982, que se convirtió en el videocasete más exitoso de la historia. El libro y video vendieron en total 17 millones de copias, un suceso inédito hasta ese momento.
Con el libro y el videocasete Jane le dio la oportunidad a millones de mujeres, a sus hermanas, madres e hijas de poderse ejercitar en casa y sin tener que pagar un gimnasio, algo que hoy con You Tube damos por hecho, pero que en los ochenta fue una gran conquista. Lo que las mujeres buscaban era estar delgadas y en forma y fue justo lo que Jane les dio en su video, en sus casas, mientras proclamaba desde la pantalla como grito de guerra “Feel the burn!” (¡Siente cómo quema!)

janefondaworkoutlegwarmers
Jane en su ya legendario video de 1982, con su famoso outfit con todo y calentadores.

Por si fuera poco, con sus videos Jane contribuyó también a hacer que la ropa de ejercicio fuera femenina y cool. Basta recordar el leotardo a rayas (arriba) con cinturón y las mallas en mancuerna con los muy copiados calentadores –un look que Jane estrenó y que se apropió de sus años como bailarina- que llevaba en el primer video para principiantes para ver que la actriz fue trendsetter y la verdadera precursora de marcas de sportswear hoy tan hot como Lulu Lemon, Laain y Athleta.

Imagen corporal

Jane Fonda fue anoréxica y bulímica durante veinte años y fue de las primeras en hablar abiertamente de los patrones de separación del cuerpo y los efectos nocivos del perfeccionismo que ocurren con los desórdenes alimenticios. Como ella misma le dijo a Barbara Walters en 2006: “Las hijas de madres que fueron abusadas sexualmente tienen que cargar con ello en sus propias células y mi madre sufrió abuso. El abuso causa que las víctimas carguen con culpa y con odio de sus cuerpos y eso se hereda. No me di cuenta hasta mucho después que estaba viviendo bajo la sombra del abuso de mi madre”. La madre de Jane, Frances Ford Seymour, se suicidó a los 42 años, cuando Jane tenía 12 años y todo esto entró en juego en su desorden alimenticio, el cual supo superar en parte gracias al ejercicio y fue de alguna manera el punto de inicio de su imperio de fitness.

1465279869-janefonda_00
Jane Fonda en 1969.

“Francamente, mi padre me enseñó que el cómo me veía era lo único que importaba”. -Jane Fonda

“Tenía una carrera, estaba ganando premios, apoyando a ONGs y tenía una familia”, continúa Jane. “Me di cuenta de que tenía que hacer una elección: vivir o morir”. A través de su amiga Joan Halifax, maestra Zen, Jane pudo finalmente entender el significado más profundo de la consciencia corporal: “Pensamos que la mente está entre las dos orejas y es una expresión del cerebro, pero la neurociencia nos ha mostrado que la mente no está sólo en nuestra cabeza: está en todo el cuerpo y manda información a todo el organismo. Cuando estamos desconectados de nuestro cuerpo, nuestro pensamiento se desincorpora”.

La tercera edad

Ya sea que nos falten más o menos años para llegar, todas vamos rumbo a la tercera edad y Jane es prueba de que la puedes vivir mejor si te preparas con tiempo. Una de las conclusiones más interesantes e inspiradoras a las que ha llegado la actriz y que comparte en su plática de Ted, así como en su fabuloso libro Prime Time –que, por cierto, fue bestseller del New York Times-, es que antes se tenía la idea de que la vida era como un arco en el que subes, llegas a tu pico y luego vas en declive. Jane aconseja más bien ver la vida como una escalera. “Tu cuerpo puede caerse a pedazos, pero en todo lo demás, lo que realmente importa, puedes ascender a lo largo de la vida hacia la iluminación, la sabiduría y la autenticidad”, le comentó la actriz a Everyday Health. Esta noción de arco y escalera fue inspirada en la visión del profesor emérito de psicología de Harvard Rudolf Arnheim.

 
Tradicionalmente se percibía que el primer acto de la vida estaba destinado a aprender, el segundo a producir y el tercero al ocio pero en Prime Time Jane sugiere algo innovador: ¿por qué no ser productivos y aprender durante la totalidad de la vida? ¿Por qué no dejar que los niños sean productivos y sepan que la educación será algo que emprenderán el resto de sus vidas? ¿Por qué no incorporar la educación y el ocio a la segunda etapa de la vida? ¿O dejar que los adultos mayores se sientan útiles formando parte de la fuerza laboral? Para Jane las posibilidades son infinitas y lo debieran ser para nosotras también. ¡Gracias Jane por todo lo que nos has enseñado!

Ama y respeta tu cuerpo
Un ejercicio que Jane sugiere para estar presentes, combatir la desconexión que puedes tener si tienes alguna adicción –como ella la tuvo con la comida- y tener una mejor relación con nuestro cuerpo y perdonarlo involucra los siguientes pasos:

  • Pon tu dedo índice y el de en medio sobre la arteria que se encuentra en el lado de tu cuello
  • Cierra los ojos y sumérgete en tu cuerpo
  • Hazte consciente de tu respiración, de cómo tu pecho se eleva y cae, de tu pulso, de las sensaciones dentro de tu cuerpo, de sentir cómo tu trasero está sentado sobre la silla, de las plantas de tus pies contra el suelo
  • No olvides respirar
  • Con tu respiración trae el perdón dentro de tu cuerpo y perdónalo por no ser todo lo que le exiges
  • Sonríe hacia dentro de tu cuerpo
  • Dale las gracias porque te ha traído hasta aquí y ahora
  • Merece respeto, amor y cuidados

* Parte de este artículo apareció publicado en la revista Women’s Health México.

Te recomendamos
Prime Time
Jane Fonda
Random House Publishing Group
448 Páginas

prime time.jpeg

0 comments on “Jane Fonda salvará tu vida

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: