Agenda Cine

Dime tu nombre y te diré a quién amas

Es el mes del amor ¡no puedes quedarte sin ver Call me by your name!

Texto: Fabiola Meza


¿Qué es mejor, hablar o morir? Esa es la pregunta central de Call me by your name, la comentada película de Luca Guadagnino. La pregunta es relevante, sobre todo considerando que la idea de un romance entre dos personas del mismo sexo sigue viéndose con extrañeza. Ante eso, ¿es mejor ignorar y contener el deseo o arriesgarse a gritarlo?

La película tiene lugar en el norte de Italia durante el verano de 1983. Elio, un adolescente de 17 años, delgado y enclenque como un niño —pero con la madurez intelectual de un hombre— es un prodigio musical que domina al menos tres idiomas de manera fluida. Su padre, un aclamado profesor especializado en cultura griega y romana, invita a un estudiante de posgrado destacado para pasar el verano en su casa de campo. Y así es como Oliver, americano insaciable, llega a la vida de Elio. Oliver devora su desayuno, bebe el jugo de un trago, es laxo en su autocontrol, grosero e impaciente, pero al mismo tiempo encantador, inteligente y ridículamente atractivo.

Esa voracidad vital comienza a cautivar a Elio poco a poco. Y ya que no hay mucho que hacer en ese pequeño pueblo italiano —además de nadar, comer, dormir, andar en bicicleta, bailar, beber, fumar y tomar el sol— intimar luce más sencillo que nunca.

IMG_9525.jpg

El deseo se pasa como un plato de fruta durante cada minuto de la película y Guadagnino sabe perfectamente cómo ir aumentándolo poco a poco. Durante toda la película puedes sentir la atracción de los personajes, ya sea en la manera en que se turnan para observarse, a través de sus conversaciones o en los espacios dolorosamente lejanos entre sus cuerpos. El deseo es tan fuerte que el solo hecho de ver a Elio y Oliver tomarse de la mano es un alivio para la audiencia. En ningún momento te preguntas si deben o no estar juntos, la única pregunta es cuándo va —por fin— a suceder.

Todo en la película juega para crear una potente atmósfera de sensualidad y duda. La música es un componente crucial: el soundtrack está lleno de nerviosas composiciones de piano que nos recuerdan la indecisión de ambos, y con largas y sensuales tomar del cinematógrafo Sayombhu Mukdeeprom que hacen palpable la obsesión.

Call me by your name explora un verano de pasión sensual y del deseo que la precede. También explora el conflicto que nace entre ambos personajes: en Elio de descubrir su propia sexualidad y en Oliver de aceptarla. Es un retrato demoledor de dos personas intentando encontrarse antes de que sea demasiado tarde. La historia ha sido aclamada por mostrar el primer amor con la torpeza y el nerviosismo que caracteriza ese encuentro sin importar el tipo de pareja que sea protagonista. Es una muestra de que entre más cambiamos, más nos acercamos a quien debemos ser.

IMG_9524

«Llámame por tu nombre y yo te llamaré por el mío», una petición que tiene que ver con la misma mitología griega que llevó a Oliver a Italia. En esta se habla de que el hombre fue creado como una criatura de cuatro brazos, cuatro piernas y dos rostros, pero que fue divido por Zeus, por lo que pasará el resto de su vida buscando su otra mitad. Jamás se menciona el género de estas mitades, ni se tocan temas de feminidad o masculinidad, simplemente que cuando se encuentra a la mitad faltante, el par se perderá en una amistad e intimidad imposible de romper, y uno nunca apartará la vista del otro.  También nos refiere a ocultar la naturaleza de la pasión, ya que es la única manera aceptable de gritarse por las calles sin consecuencias.

Aunque desgarradora por momentos, la película nos deja con la lección de que debemos sentir todo con plenitud, lo bueno y lo malo. El padre de Elio habla con él cerca del final, haciendo un llamado a que abrace su dolor, que no se endurezca porque cada vez va a tener menos que ofrecer. Porque matar el dolor es también matar la dicha y los recuerdos. Entre el erotismo y la intimidad que se genera entre nuestros personajes, también encontramos celos, tristeza y negación. Sabemos que es imposible un final feliz, pero no perdemos la esperanza de que algo extraordinario sucederá. ★

0 comments on “Dime tu nombre y te diré a quién amas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: