Belleza

Deauville, Venecia y Biarritz, inspiración para las tres nuevas fragancias de Chanel

Inspiradas en tres lugares muy queridos por Gabrielle Chanel, Les Eaux de Chanel dan lugar a una nueva escritura olfativa sensorial.

Para la primavera 2018, Chanel nos invita a embarcarnos en una nueva aventura olfativa con Les Eaux de Chanel.

Se trata de un viaje de ida hacia un territorio de sensaciones inéditas. Una colección singular bautizada como Les Eaux de Chanel. Esta línea evoca el tren en el que soñaríamos montarnos en el último segundo y ese destino que bastaría con pronunciar para sentirlo en la piel. Encontramos en esta creación la paleta de los ingredientes más nobles de la perfumería, prolongados, suavizados y diluidos.

Cada una de las tres nuevas Eaux de Chanel nos sumerge en un universo desconocido y a la vez familiar. Un frescor delicado, inmediato y persistente que nos invita a viajar. Aquí y ahora. Creadas por el perfumista Olivier Polge, en colaboración con el Laboratorio de Creación y Desarrollo de los Perfumes Chanel, Paris-Deauville, Paris-Biarritz y Paris-Venise inician un gesto generoso en un frasco de líneas puras y sensuales. Acompáñanos a conocerlas.

1 Paris-Deauville: hojas verdes y amargas

Como la ciudad a orillas del Canal de la Mancha alberga un número vertiginoso de símbolos legendarios para Chanel, Olivier Polge decide evitar estas referencias olfativas. “Más que el destino en su propia realidad, me gustó la idea que tienen los habitantes de la ciudad cuando sueñan con un n de semana en el campo”, revela Olivier Polge. Paris-Deauville nos propone sumergirnos en un verde amargo e intenso. Un color que invade y oxigena el cuerpo. En primer lugar, se siente la energía revitalizante de la cáscara de naranja, el petit grain y la hoja de albahaca, tan aromática. La esencia de rosa y las notas de jazmín surgen de sus impecables notas de salida, asumiendo con orgullo el corazón oral de la composición. A continuación, resuena el carácter rotundo, vintage y chipre del pachulí. Una madera arraigada en el suelo, lista para destilar su implacable energía. Paris-Deauville es una composición desenfadada y nómada. Un sello característico entre el mar y el campo, decididamente rebelde.

“No intentaba capturar la campiña normanda tal y como es, sino más bien la promesa de un paseo por el campo”. – Olivier Polge

03_Gabrielle-Chanel-and-aunt-Adrienne-in-front-of-CHANEL-boutique-in-Deauville-in-1913
Gabrielle Chanel y su tía Adrienne frente a la boutique Chanel en Deauville, en 1913. Foto: © Private collection

 

2 Paris-Venise: principios orientales e impresión elegante

“La creación de la composición Chanel Paris-Venise se inspira tanto en el largo viaje a bordo del Orient-Express, que separa la capital francesa de la ciudad italiana, como en el propio destino ”, explica el perfumista Olivier Polge. “Quería que se sintiera esta inclinación hacia Oriente, que es también una evocación del barroco en Chanel”. De este modo, Paris-Venise tiene éxito en su apuesta por combinar el oro y la fastuosidad de Oriente con una sensación envolvente. Si bien los cítricos todavía tejen el hilo conductor, aquí el neroli permanece en segundo plano. Un acento de frutos rojos susurra al lirio y al geranio de Grasse, ácido y oral. A continuación, la madera de cedro explosiva y el acorde ambarino toman la palabra, siempre en un murmullo. Se siente como la nota avainillada y los aromas orientales aportan calidez a la piel sin tomar el poder. Venecia nunca ha sido tan accesible. Nunca ha sido tan sutil.

“Paris-Venise es probablemente la composición más urbana de las tres fragancias”. –Olivier Polge

AG.PHO.331
Gabrielle Chanel en el yate de Roussy Sert, frente al Lido de Venecia, en 1936. Foto: V.H. Grandpierre © Todos los Derechos reservados / Cortesía of Vogue Paris

 

3 Paris-Biarritz: aire libre y sensaciones acuáticas

Tanto en la actualidad como en el pasado, todas las miradas se ven atraídas, en Biarritz y en toda la costa vasca, por el poder del océano. Esa fuerza infinita que transforma las olas rompientes en espuma sobre la arena. Ahora ocupada por los surfistas y los amantes de los deportes extremos, la ciudad del sudoeste siempre ha sabido combinar un cierto espíritu deportivo con una elegancia única. “Paris-Biarritz es la composición más acuática de la colección Les Eaux de Chanel”, declara Olivier Polge. Sin embargo, no se trata de disolver la composición. Olivier Polge decide dinamizar la salida de la estela con unas notas de pomelo y mandarina. Acompañados por una nota acuosa, los cítricos abren camino a un acorde de muguete. En el fondo de la fórmula, el vetiver se entremezcla con las notas de almizcles blancos para intensificar las sensaciones tónicas.Paris-Biarritz regenera de inmediato. Se siente como un baño helado al sol, una respiración profunda y poderosa.

“Quería que se tuviera la sensación sobre la piel de que cada ingrediente está impregnado de agua”. –Olivier Polge

Boutique Biarritz Seeberger
La boutique Chanel en Biarritz, en 1931. Foto: Seeberger © Bibliothèque Nationale de France.

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comments on “Deauville, Venecia y Biarritz, inspiración para las tres nuevas fragancias de Chanel

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: