Actualidad

Lo que puedes hacer para defender los productos mexicanos

#ConsumeMexicano: una guía de consumo responsable en medio de la ola de revalorización de lo hecho en México. 

por María José Cortés

lactography
Foto de Lactography

Prefiere los mercados y los tianguis
Es una buena manera de hacer que el dinero llegue más rápido al canal de distribución (al productor o al vendedor). “La mayor parte de estas transacciones en efectivo se traducen en dinero que se va al tendero o a la marchanta, lo cual incentiva a la economía más básica”, explica Carlos Yescas, fundador de Lactography y consejero rector del Instituto Mexicano del Queso. “Si haces la mayor parte de tus compras a través de crédito, toma mucho más tiempo en impactar al productor, además de que al usar servicios financieros, otros intermediarios entran en el proceso y toman parte de la ganancia”, detalla.

Apoya a las empresas familiares y sustentables
Lactography es una empresa familiar que promueve la cultura del queso artesanal en México y apoya a productores rurales. Opera bajo cuatro ejes centrales: compran la leche a precio justo con tal de impactar al productor primario, pagan el trabajo de quesería de manera profesional, pagan un valor más alto por los quesos maduros (por el tiempo que requiere dejarlos madurar) y pagan a los queseros en el momento de entrega, independientemente de que ellos vendan o no sus productos. Sus puntos de venta directos están en la Ciudad de México y en Bread, en Monterrey, pero también ofrecen precios de mayoreo para tiendas y restaurantes en lactography.com

georgina
Georgina Yescas, cofundadora de Lactography. Foto: Lactography

“Otros quesos mexicanos muy buenos y que tienen mucha integridad son los de Villa de Patos, que se consiguen en Coahuila, Monterrey y la Ciudad de México. En Guadalajara están los Quesos Navarro, una compañía de los Altos de Jalisco que produce quesos de excelente calidad. Y en Chiapas están los Coita. Con puntos de venta en diferentes ciudades de la república está la línea de productos orgánicos Bové. Por último, en la Ciudad de México se encuentra también La Fronteriza, tienda especializada en quesos artesanales mexicanos”, expresa Yescas.

No olvides a los pequeños productores
Son muchas las iniciativas que apuestan por impulsar al campo mexicano. En la Ciudad de México Yolcan ha rehabilitado chinampas en Xochimilco para producir de manera orgánica y rescatar esta técnica de cultivo de origen prehispánico. El Mercado Alternativo de Tlalpan ofrece a los productores un espacio al sur de la Ciudad de México para que estos puedan vender sin tener que recurrir a intermediarios. Otras empresas como El Buen Campo y La Nicolasa distribuyen alimentos orgánicos en la Ciudad de México y parte del Estado de México. El Mercado El 100 fue uno de los primeros en desarrollar una plataforma de comercio justo para productores locales y ecológicos en la Ciudad de México.

chinampa5
El equipo de Yolcan trabajando en la chinampa de Xochimilco. Foto de María José Cortés

Apuesta por el diseño mexicano
Los bazares especializados en diseño mexicano son la mejor forma de establecer un contacto directo con los creadores, pues son ellos quienes se encargan de vender sus productos, contar la historia de los mismos y de las ideas que los inspiraron en su elaboración. El más importante de todos, por su poder de convocatoria y alcance, es La Lonja MX, un proyecto de Promotora Nacional que ofrece mobiliario, objeto, moda y accesorios. Tráfico Bazar nació en 2009 en la Ciudad de México y es uno más de los puntos de encuentro relevantes para la escena creativa mexicana.

moda
Pol&Pol  / Foto: La Lonja MX

Otro colectivo que ofrece un espacio de venta para marcas mexicanas de moda, joyería y accesorios es Dama Tiburón, que se lleva a cabo dos veces al año durante el Corredor Cultural Roma Condesa, en la Ciudad de México. Gaia Design es una plataforma de comercio electrónico que ofrece muebles y accesorios diseñados por mexicanos. Disenia Mexico es una tienda en línea de productos de diseño latinoamericano con sede en México. Nació en Venezuela en 2013, pero recientemente abrió un showroom en la Ciudad de México. Kichink es una startup de comercio electrónico que ofrece el servicio de venta a pequeños emprendedores en todo el país. Su modelo de negocio, basado en la comisión por transacción, ha significado una muy buena oportunidad de exhibición y distribución para clientes con recursos limitados.

carla

 

0 comments on “Lo que puedes hacer para defender los productos mexicanos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: