Viajes

Recorrido arquitectónico por Guadalajara

Un paseo por la capital jalisciense guiado por Arabella González Huezo.

Por María José Cortés / Fotos: Carlos Gracián 

En Guadalajara hay muy buenos ejemplos de todos los eslabones de nuestra historia arquitectónica, pero resultan particularmente relevantes las construccciones del movimiento moderno. Esto se debe a que en 1948, después de la Segunda Guerra Mundial, se fundó la Escuela de Arquitectura, a la que fueron traídos muchos arquitectos de Europa, entre ellos Horst Hartung de Alemania, Bruno Cadore de Italia, Eric Coufal de Viena y Mathias Goeritz de Polonia.

De manera paralela, se había desarrollado una buena tradición constructiva local por parte de la Escuela Libre de Ingenieros, a la que pertenecían Pedro Castellanos, Luis Barragán, Ignacio Díaz Morales, Rafael Urzúa, entre otros. Fue esta circunstancia la que permitió que se diera un mestizaje y una experimentación que convirtieron a Guadalajara en el epicentro del movimiento moderno.

Arabella González es una arquitecta interesada en resguardar el patrimonio de su ciudad. Está convencida de que la mejor manera de involucrar a la comunidad en la preservación de su patrimonio es dándolo a conocer. Guiados por ella, recorrimos la colonia Americana o Lafayette (compuesta en realidad por varias colonias pequeñas), una zona muy conveniente para tener un panorama general de la riqueza arquitectónica de la ciudad.

En estas colonias se encuentran muchas de las casas de la Escuela de Arquitectura Tapatía, o movimiento regionalista, encabezado por Luis Barragán y sus contemporáneos, quienes desarrollaron una arquitectura muy mexicana, acorde a los sistemas constructivos locales.

Un buen punto de partida es la cuadra donde se encuentra el HOTEL DEMETRIA. En esta manzana está la CASA FRANCO, de Luis Barragán, que aloja la galería de arte contemporáneo Travesía Cuatro. En la esquina se ubica la CASA QUIÑONES, de Pedro Castellanos, la primera casa moderna de la ciudad. Al cruzar la calle verás la PRIVADA DEL TORREÓN, un conjunto de casas, con una escalera helicoidal, que fue restaurado por el dueño del Hotel Demetria para convertirlo en bungalows de su hotel.

casa-quiñones
Casa Quiñones – Foto de Carlos Gracián / Facebook de Urbe y Arquitectura Guadalajara

Enfrente de la Privada del Torreón hay una casa ecléctica CASA OCHOA, que es un ejemplo maravilloso de arquitectura de cambio de siglo. Siguiendo por esa calle en dirección norte –a dos cuadras–, está la CASA FARAH, de Rafael Urzúa, y uno de los ejemplos mejor conservados de la Escuela de Arquitectura Tapatía. Hoy es el café Los Arrayanes por lo que se puede entrar y disfrutar de sus jardines. Si tocas la puerta, te dejan entrar: en el interior hay páneles con la historia de la casa.

casa-farah
Casa Farah – Foto de Carlos Gracián / Facebook Urbe y Arquitectura de Guadalajara

Después hay que regresar a la Avenida de La Paz y caminar hacia Chapultepec hasta llegar a la PRIVADA CASTELLANOS, la primera vecindad elegante del poniente de Guadalajara: un conjunto de seis casas alrededor de un patio con estanque y elementos que recuerdan la arquitectura árabe.

privada-castellanos
Privada Castellanos – Foto: Carlos Gracián / Facebook Urbe y Arquitectura Guadalajara

Dos cuadras hacia el sur está la CASA GONZÁLEZ LUNA, la obra más importante de Barragán en Guadalajara. Es un centro cultural abierto al público que pertenece a la Universidad Jesuita. Muy cerca de ahí está la LA CASA CHINA, construida por Juan José Barragán –hermano de Luis–, un revival de una pagoda china en donde hace un par de años abrieron un restaurante.

casa-gonzalez-luna
Casa González Luna – Foto: Carlos Gracián / Facebook Urbe y Arquitectura Guadalajara

El lugar perfecto para terminar el recorrido es el SALON DEL BOSQUE, una antigua finca de las primeras décadas del siglo XX que está habilitada como cantina y restaurante, un punto de encuentro muy tradicional en la ciudad.

salon-del-bosque
Salón del Bosque – Foto: Carlos Gracián / Facebook Urbe y Arquitectura Guadalajara

Entre los hallazgos gastronómicos de la zona, Arabella recomienda los chilaquiles norteños de Piggy Back, servidos con camarón. Cerca de Chapultepec está el Caligari, donde preparan muy buenos desayunos. Para comer, están los japoneses Uma Uma y Peko Peko o las hamburguesas de Pig’s Pearls. Para comer mariscos está El Berrinche, donde hay que probar el sashimi de atún. Por la noche, una gran opción es Romea, un lugar delicioso de vinos y quesos.

romea-guadalajara
Foto: Facebook Romea

 

A dos cuadras de donde termina la ruta arquitectónica se encuentra VÍA LIBERTAD, sin duda el mejor lugar para cerrar el recorrido. Este edificio fue reciclado para albergar distintos proyectos de creativos locales. En la planta baja está MERCADO MÉXICO, donde los grandes restaurantes de Guadalajara han puesto una pequeña embajada, lo cual se traduce en un estupendo muestreo de lo mejor de la cocina contemporánea tapatía: ahí están las tradicionales carnes en su jugo de Foco Al Aire, el excelente café de PalReal, la fonda de Eulogio, entre muchos otros proyectos gastronómicos que vale la pena descubrir.

via-libertad
Facebook Vía Libertad

Un aspecto que ha sido clave para resguardar la riqueza arquitectónica de la ciudad es el Premio Anual a la Conservación y Restauración de Fincas de Valor Patrimonial, organizado por el Ayuntamiento de Guadalajara desde hace catorce años con el propósito de involucrar a los ciudadanos en la conservación del patrimonio.

Arabella González fue una de las organizadoras del primer concurso: “Es una iniciativa muy buena que no se ve en muchas ciudades. El ganador recibe un premio en metálico y se otorgan muchos reconocimientos a los propietarios con los que pueden reducir hasta 80% del impuesto predial”. Se trata de un estímulo excepcional que explica en buena medida la belleza que se despliega para el disfrute de viajeros y locales.

urbe-arquitectura-guadalajara
Foto de Carlos Gracián / Facebook Urbe y Arquitectura Guadalajara

Urbe y Arquitectura GDL
La app gratuita Urbe y Arquitectura GDL es una herramienta muy útil para acercarse al patrimonio arquitectónico tapatío. Basada en la geolocalización y haciendo uso de fotografías y textos, los usuarios pueden hacer cinco rutas –peatonales y en bici– que les permiten integrarse al paisaje urbano de la ciudad. Para descargar la aplicación gratuita de arquitectura tapatía ingresa a UrbeArquitecturaGdl.com

Este texto se publicó originalmente en la revista Traveler de NatGeo.

0 comments on “Recorrido arquitectónico por Guadalajara

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: